EL CONFIDENCIAL - En los últimos meses, ha irrumpido en este mercado la conocida como Cápsula Elipse™, un dispositivo que con una filosofía muy similar a todos los anteriores dispositivos destaca por dos características. Por un lado, no precisa de endoscopia ni anestesia para su implantación, ya que el dispositivo, del tamaño de una almendra, se traga unido a una cánula; cuando la cápsula llega al estómago, esta se hincha gracias a la cánula, que al terminar se desprende y se extrae por la boca.