EL ESPAÑOL - Ni las dietas milagro, ni tampoco los programas de ejercicio son la solución a su pequeño problema de peso. Sin embargo, este balón es el primero y el único que no necesita endoscopia, cirugía ni anestesia para su colocación y posterior extracción. Esta técnica ayudará a Víctor a sentirse saciado y a comer menos. El balón es ingerido, y cuatro meses mas tarde es eliminado por sí solo.